Archivo de la categoría: Secretaría de Prensa

El almirante que mostró la hilacha-Por Osvaldo Bayer

Un personaje tan completo como el muerto no vamos a encontrar en toda la historia argentina. Completo en su total decadencia moral, crueldad, ambición fuera de toda medida. Almirante de la Marina de Guerra de la Nación. Massera, a secas. Sigue leyendo

Anuncios

La muerte de Aldo

La Asociación Gremial del Magisterio de Entre Ríos  hace saber a la sociedad que los hechos que se vienen denunciado desde hace mucho tiempo atrás con respecto a infraestrucutra escolar, transporte y condiciones laborales, se han cobrado la vida del compañero Aldo Geminani, que como tarea rutinaria comenzaba su trabajo a las 12.30hs recibiendo a los estudiantes de siete colonias alejadas a 20kms de la escuela núcleo, desarrollando sus tareas hasta las 18.30hs.

 Los alumnos parten de sus hogares a las 9.30hs y regresan a las 21hs., donde el compañero Aldo, director de la escuela, se hacia cargo de tamaña responsabilidad.

Somos conscientes de la precariedad en que realizamos nuestro acto pedagógico, por eso denunciamos y no vamos a  ser cómplices  de la desidia de las autoridades, que en este caso, para trasladar 50 estudiantes cuentan con una camioneta F100 modelo 83, propiedad del CGE,  que realiza seis viajes por turno para llevar y traerlos sin las mínimas garantías de seguridad.

El destino quiso que en momentos antes de la tragedia se había dejado en las cercanías de  sus hogares, a los últimos estudiantes.

Hacemos responsables directos de la muerte de  nuestro compañero Aldo a las autoridades del gobierno de la Provincia de Entre Ríos.

Olga Hollmann, Secretaria Adjunta CDC

Sergio Puzzio, Secretario de DDHH y Cpac Sindical de CDC

Sergio Peralta, Vocal de Jurado de Concuros representante de los trabajadores de la educación

Laura Planas, Vocal de Tribunal de  Calificaciones y Disciplina representante de los trabajadores de la educación

Miguel Stegbañer, Secretario General de Concordia

Cristela Arellano, secretaria General de Villaguay

Rosa De la Vega, Secretaria General de Federación

Fuentealba Presente reafirma AGMER María Grande

FUENTEALBA ESTÁ PRESENTE

EN UN BICENTENARIO DE CONFLICTO ABIERTO Y DE LUCHA

A pocos días del Bicentenario oficial, la política hegemónica de ajuste contra la que peleó Carlos Fuentealba, como tantos otros ayer y hoy, continúa deteriorando las condiciones de trabajo y desarrollo de la educación pública y de la vida social. Por eso, Fuentealba está presente, más que nunca, en nuestras luchas.

En el año del Bicentenario, la falta de presupuesto educativo y de distribución real y profunda de la riqueza ya impidió los 180 días de clase para todos: buena parte de las escuelas no cuentan con infraestructura y condiciones adecuadas para la tarea educativa y han tenido que suspender varios días sus clases. La propia renuncia de la Directora de Enseñanza Secundaria del CGE es un reflejo patente del fracaso del discurso oficial, y una prueba de las denuncias públicas realizadas por la conducción provincial de AGMER y conducciones departamentales, como la de la Seccional Paraná.

El gobierno provincial debe suspender ahora la implementación del ajuste laboral, curricular y pedagógico denominado ciclo orientado, si no quiere reabrir y ampliar el conflicto con la docencia entrerriana. Ya varias escuelas, como la Escuela de Comercio de María Grande, y seccionales como AGMER Federación han mostrado claramente que la política oficial para la escuela secundaria no tiene nada de innovadora, ni de democrática ni de progresista, si no que es la profundización del ajuste y la precarización educativa, planificada y no improvisada.

El último Congreso Extraordinario de AGMER en 2009, realizado en Concordia, votó -entre otras cosas- exigir la No Implementación del Ciclo Orientado. Es una decisión democrática, orgánica, discutida con madurez y con conocimiento, y es institucional.

La resistencia docente continuará buscando caminos mejores, y sería bueno que el gobierno no enturbie más el clima en cercanías del Bicentenario oficial, y convoque a la conducción de AGMER a analizar y discutir democráticamente los temas centrales que preocupan hoy a los trabajadores de la educación y que son ejes básicos para pensar mejores condiciones de desarrollo de la educación pública: más fondos nacionales y provinciales para el sistema educativo -porque esos deberían ser los verdaderos fondos especiales del bicentenario-, actualización y blanqueo de salarios, devolución descuentos y respeto al derecho de huelga, más presupuesto para comedores, y análisis pedagógico, curricular y cultural serio y estratégico, sin ajuste, ni precarización, ni persecuciones, entre otras cosas urgentes.

Recordemos que no hay ningún acuerdo firmado entre el gobierno y nuestro gremio, ya que el primer congreso de AGMER en 2010 sólo aprobó una discutida aceptación condicionada del aumento, por lo que el conflicto está latente y abierto, y ante las injusticias que suceden todos los días, las bases docentes ya están reclamando rediscutir en asambleas y en congreso nuevos planes de lucha.

Por otro lado, nadie puede ser tan hipócrita o tan mentalmente estrecho como para decir que ahora hay problemas en las escuelas porque existe la asignación por hijo, que además no es universal y que debería serlo. La conducción de AGMER claramente reclamó más presupuesto en 2009, y a pesar de haberse demorado la discusión del mismo a nivel legislativo, los acuerdos partidarios lo aprobaron en forma general. Los problemas de las escuelas vienen desde hace mucho tiempo, tanto como los años en que se vienen aplicando políticas darwinistas de ajuste neoliberal, y ahora se van agravando.

Ese darwinismo político y el neopositivismo liberal implican también, y entre otras cosas, apuntar a las escuelas técnicas con el reparto de computadoras. Todos los alumnos y docentes de todas las escuelas nos preguntamos porqué sólo para algunos, cuando todas las escuelas lo merecen y lo necesitan. Pero ésta política oficial muestra, primero, la estrecha concepción gubernamental del desarrollo técnico y pedagógico, y su darwinismo presupuestario -para el cual, sólo sobrevivirán los que oficialmente sean los “más aptos”-, y segundo, la apuesta a formar mano de obra técnica barata y calificada en función de modelo dominante agro-industrial y financiero dependiente y periférico, en el cual convergen, en el fondo, el gobierno central y sus supuestos enemigos.

Nuestra tarea será seguir luchando allí contra el paradigma hegemónico del alumno aprieta-tornillos y ahora también clickeador mecanizado.

La muerte de Fuentealba supuso un límite ético a la continuidad del neoliberalismo represivo, pero docentes de varias provincias siguen sufriendo ataques de los gobiernos provinciales y nacional. Pero la política de ajuste educativo por la que murió Fuentelaba continúa: hace pocos días, y casi declarándose derechos y humanos, el gobierno central y los funcionarios provinciales acordaron plantear 190 días de clase en el año electoral de 2011 -plantean 190 días porque reconocen que no garantizan 180 días y que tal vez así puedan lograrlo, aunque sea matemática y miserablemente- y descontar todos los días de huelga en todas las provincias.

Los gobiernos planifican ajuste, empobrecimiento y persecución. Carlos Fuentealba va a seguir acompañandonos en nuestras luchas. Somos y seremos sembradores de abecedario, de dignidad y de justicia. Hasta la victoria, siempre.

Prof. Mauricio Castaldo

3/4/2010

Sec.Gral AGMER María Grande y

Congresal de la Entidad